EPOC: Esperanza de vida

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, más conocida por sus siglas, EPOC, es una afección crónica que, hoy en día, afecta a millones de personas alrededor del mundo. Hablar de EPOC y esperanza de vida de forma conjunta es muy normal, puesto que esta es una enfermedad que interfiere en algo tan necesario para vivir como es nuestra respiración. ¿Quieres saber cuántos años se puede vivir con EPOC? Hablamos sobre ello.

¿Qué es la EPOC?

EPOC es el nombre común por el que se conoce la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. Esta supone un grupo de enfermedades progresivas que afectan a los pulmones, siendo las más habituales la bronquitis crónica y el enfisema pulmonar. Puede suceder que las personas con EPOC padezcan ambas afecciones.

La bronquitis produce una inflamación y estrechamiento de los bronquios. Esto permite que se acumule la mucosidad. Por su parte, el enfisema destruye los sacos de aire en los pulmones lentamente, lo que interfiere con la salida de aire hacia el exterior.

La EPOC es una enfermedad progresiva, que va empeorando con el tiempo. Poco a poco, el cuerpo va siendo menos capaz de absorber el suficiente oxígeno, por lo que, en última instancia, puede suponer el fallecimiento de quien la padece.

Ante tal circunstancia, es normal que las personas busquen una protección familiar con un seguro de vida, con el fin de garantizar la tranquilidad de sus seres queridos en caso de llegar a faltar, como resultado de padecer EPOC.

EPOC: síntomas

El principal síntoma de la EPOC es la dificultad para respirar. Este impedimento empieza siendo leve, pero a medida que avanza la enfermedad, el problema empeora. Además de esto, otros síntomas son:

  • Tos intermitente.
  • Opresión en el pecho.
  • Producción excesiva de esputo.
  • Sibilancias.

Síntomas de la EPOC

Cuando la condición se ha agravado, los síntomas son también más graves, sumándose a lo anterior:

  • Tos crónica, con o sin mucosidad.
  • Exacerbaciones.
  • Falta de energía.
  • Resfriados, gripes u otras infecciones respiratorias frecuentes.
  • Necesidad de eliminar la mucosidad pulmonar todos los días.
  • Pérdida de peso.
  • Hinchazón en tobillos, pies o piernas.

Causas de la EPOC: el tabaco

La principal causa de la EPOC y que interfiere en la esperanza de vida, es fumar tabaco. Para que nos hagamos una idea de su relación, se calcula que alrededor del 90% de las personas que sufren EPOC son o han sido fumadoras.

La mayoría de pacientes con esta enfermedad tienen, al menos, 40 años y un historial de tabaquismo. Además, cuanto más tiempo y más productos de tabaco se fume, más posibilidades hay de desarrollarla. Por tanto, si duda, una de las principales acciones que se deben tener en cuenta a la hora de evitar la enfermedad es no fumar o dejar de fumar definitivamente.

Asimismo, exponerse continuamente al humo de los puros, de los cigarros, de pipa y el conocido como humo de segunda mano, también pueden causar EPOC.

Otras causas de la EPOC

Otros causantes de la afección pueden ser:

  • Exposición a humo y sustancias químicas en el ámbito laboral.
  • Exposición prolongada a aire contaminado e inhalación continua de polvo.
  • Mala ventilación en casas donde se quema combustible para calentar y cocinar.
  • Existe también la posibilidad de padecer EPOC por predisposición genética. Alrededor de un 5% de las personas que la padecen tienen deficiencia de la proteína alfa-1-antitripsina. Dicha deficiencia provoca que los pulmones se deterioren.

El riesgo de una persona a desarrollar una Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica es aún mayor si se tiene asma y además se fuma.

Causas de la EPOC

Grados de EPOC

Antes de conocer cuál es la esperanza de vida de los pacientes con EPOC es importante saber que la enfermedad se divide en varios grados. Para conocer los grados de EPOC existe el sistema GOLD, creado por la Iniciativa Global para la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Global Initiative for Chronic Obstructive Lung Disease, GOLD).

Sistema GOLD

Los profesionales de la medicina usan el sistema GOLD para poder evaluar a las personas con EPOC según las etapas de la enfermedad. Para ello, utilizan el volumen espiratorio forzado (FEV1), que es una evaluación que establece la cantidad de aire que una persona puede exhalar a la fuerza en un segundo. Con ello se categoriza la gravedad de la EPOC.

Según el puntaje de FEV1, los grados de EPOC o GOLD, serían:

  • GOLD 1: FEV1 de 80% del valor predicho. EPOC leve.
  • GOLD 2: FEV1 entre 50% y 79%. EPOC moderada.
  • GOLD 3: FEV1 entre 30% y 49%. EPOC grave.
  • GOLD 4: FEV1 menor de 30%. EPOC muy grave.

Además de los grados de EPOC, la segunda parte de la evaluación para establecer en qué grado de la enfermedad se encuentra un paciente, son los síntomas. Por ejemplo, la disnea y las exacerbaciones, que implican crisis y que pueden requerir ser hospitalizado. Con base en eso, las personas pueden estar en uno de los cuatro grupos: A, B, C o D.

  • Aquella persona que no haya tenido exacerbaciones o que no requirió ingreso durante el último año, estaría dentro del grupo A o B, dependiendo también de su respiración.
  • Las personas con, al menos, una exacerbación que sí haya tenido que ser hospitalizada, o al menos dos exacerbaciones que requiriesen o no el ingreso en el último año, estarían en el grupo C o D.

Grados de EPOC

Índice BODE

Además del sistema GOLD, que usa solo el FEV1 para evaluar el grado de EPOC de una persona y su panorama, también se puede emplear el índice BODE. Este índice hace un análisis más amplio de cómo la EPOC afecta a tu vida, estudiando:

  • El índice de masa corporal.
  • Obstrucción del flujo de aire.
  • Disnea.
  • Tolerancia al ejercicio.

Esperanza de vida con EPOC

Según la Organización Mundial de la Salud, la EPOC es la tercera causa de muerte en el mundo. Los estudios indican que, de forma general, esta condición puede reducir los años de vida en comparación a personas que no la sufren.

Si te preguntas cuántos años se puede vivir con EPOC, debes saber que la esperanza de vida con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica puede variar mucho según varios factores. La razón es que se trata de una condición médica compleja y su progresión depende de muchas variables:

  • Gravedad de la EPOC. Alguien que esté catalogado como Grado GOLD 4, grupo D, tendrá una clasificación más grave que alguien con Grado GOLD 1, Grupo A. Esto implica un panorama peor y una expectativa de vida más corta para el primer caso.
  • Historial de tabaquismo. Como se ha mencionado, el consumo de tabaco es uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de la enfermedad. Además, quienes siguen fumando tras el diagnóstico tienen mayor riesgo de que esta progrese más rápidamente.
  • Cumplimiento del tratamiento y respuesta al mismo.
  • Otras condiciones médicas. Patologías como el asma, la diabetes o las enfermedades cardíacas pueden afectar a la esperanza de vida con EPOC.

Esperanza de vida con EPOC leve

Un estudio del año 2009 realizado por la revista International Journal of Chronic Obstructive Pulmonary Disease, determinó que un hombre con 65 años que sufre EPOC, tiene las siguientes disminuciones en su esperanza de vida con EPOC leve o moderada:

  • Si es exfumador o nunca ha fumado, la disminución de esperanza de vida en países como España (desarrollados), teniendo EPOC en etapa 0 o 1, es estadísticamente insignificante.
  • Si fuma, en la etapa 1 viviría una media de 0,3 años menos que una persona que no padece EPOC, mientras que en etapa 2, viviría 2,2 años menos.
  • Siendo exfumador, la disminución de la expectativa de vida sería de 1,4 años en etapa 2.
  • Si nunca fumó, en etapa 2, la disminución de media de vida sería de 0,7 años.

Esperanza de vida con EPOC

¿Se puede vivir con EPOC?

La EPOC no es una enfermedad terminal, pero sí es una enfermedad crónica que empeora con el tiempo. Por ello, sí, se puede vivir con EPOC, especialmente cuando esta es leve, pero es importante tomar medidas.

Convivir con la EPOC supone, principalmente, introducir cambios en el estilo de vida para que los síntomas mejoren:

  • Dejar de fumar o vapear es imprescindible.
  • También es fundamental evitar el humo ajeno, tanto del tabaco como otros humos. Por ejemplo, el de los espacios cerrados al cocinar.
  • Debes protegerte frente a las infecciones pulmonares, vacunándote de enfermedades como la gripe, la neumonía o el COVID-19.
  • Realizar actividad física.

¿La EPOC leve se cura?

Como se ha mencionado, la EPOC es una condición crónica y progresiva, y a día de hoy no existe una cura definitiva para ella.

Sin embargo, en el caso de la EPOC leve, con el tratamiento adecuado y un estilo de vida saludable, se pueden controlar los síntomas, ralentizar la progresión de la enfermedad y mejorar la calidad de vida.

La EPOC clasificada como GOLD 1, implica que la limitación del flujo de aire es relativamente menor si se compara con otras etapas más avanzadas. Eso supone que los síntomas sean menos evidentes y, por tanto, que el impacto en el día a día sea más llevadero.

No obstante, no sentir signos graves no significa que la enfermedad haya desaparecido.

¿Se cura la EPOC leve?

Preguntas frecuentes sobre la EPOC

A continuación, os dejamos algunas de las preguntas más frecuentes sobre la EPOC, y sus respuestas.

¿Cuáles son los síntomas de la EPOC leve?

Los síntomas de la primera etapa de la EPOC incluyen tos leve recurrente, dificultad ocasional para respirar que se hace más evidente tras el ejercicio y la necesidad de aclarar la garganta con frecuencia.

¿Cuál es el tiempo de baja por EPOC?

El tiempo de baja por EPOC es variable, como sucede con otras enfermedades, ya que los síntomas varían según la persona y el grado de enfermedad. No obstante, es común que las bajas sean desde un año o año y medio, hasta casos en los que acaben por convertirse en una incapacidad permanente.

¿Qué grado de discapacidad tiene la EPOC leve o moderada?

El grado de discapacidad para alguien con EPOC depende del avance de la enfermedad y sus secuelas. En principio, un EPOC leve no supone la obtención de discapacidad. Con un grado de afectación moderada se podría obtener el mínimo del 33%. Para casos más graves, puede llegar a superarse el 65%.

¿La EPOC es contagiosa?

No, la EPOC no es una condición contagiosa. Se trata de una enfermedad no infecciosa, por lo tanto, no puede transmitirse de una persona a otra a través del contacto físico o por estar expuesto, sin protección, a la misma atmósfera del paciente.

¿Qué no debo hacer si tengo EPOC?

Alguien con EPOC, aunque sea leve, no debería:

  • Fumar.
  • Exponerse al aire en días y horas de mucha contaminación ambiental.
  • Usar carbón o leña como combustible para calentar viviendas poco ventiladas.
  • Olvidarse de la vacunación antigripal anual.
  • Ganar peso.
  • Ser sedentario.
  • Obviar las revisiones periódicas con su médico.