¿Cuándo puedo poner los pendientes a mi bebé y cómo deben ser?

Los pendientes para bebé se ven adorables. Algunos padres deciden ponérselos a sus hijas desde muy temprana edad, mientras que otros esperan que sea más mayor para que sea su decisión usarlos o no.

Por su parte, es bastante corriente encontrar a personas que están muy a favor del uso de los pendientes en bebés, les parece que es un complemento muy bonito y les resulta entretenido decidir los modelos y combinarlos con la ropa que luego llevan. Pero hay quienes también están totalmente en contra, rechazan esta tradición e incluso intentan influenciar para que cada vez se practique menos.

Es clave conocer todo sobre el tema de los pendientes para tu bebé para que así tomes la decisión correcta. Sigue leyendo este artículo en el que te contamos todo sobre ello.

¿Cuándo es mejor poner pendientes a un bebe?

¿Existe una edad para poner pendientes bebe? La respuesta es depende. Algunos médicos recomiendan que lo mejor es esperar que el bebé esté protegida. Es decir, que tenga al menos dos vacunas de tétano.

Estas vacunas ya están aplicadas, en la mayoría de los países, cuando el bebé ya tiene 4 meses. Pero si en tu caso varía, entonces tienes que asegurarte que haya recibido las vacunas y entonces ahí podrás llevar a la pequeña a abrirse los orificios.

De todas maneras, un especialista en pediatría te podrá dar la respuesta más segura, ya que considerará el estado individual de tu bebé. Por eso, la recomendación principal, es consultarle al médico antes de tomar una decisión de poner pendientes a tu bebé.

Puede interesarte: Cómo aumenta de peso un bebé

¿Es mejor poner pendientes a una recién nacida o cuando la niña es más grande?

Un mito que existe en este tema, es que poner los pendientes cuando la niña es más pequeño va a ser peor. No, no es más complicado si perforas las orejas de tu bebé cuando sea un poco mayor.

Por eso, puedes esperar, ya sea que quieres que crezca un poco e incluso que pueda tomar ella misma la decisión.

Pendientes para bebés recién nacidas

Es importante tener en cuenta que existen grandes diferencias de opinión con respecto al uso de los pendientes en recién nacida.

Algunos países han realizado peticiones en contra de las perforaciones en las orejas de los bebés, mientras que en otros lugares se considera una tradición y es «extraño» si no se hace.

Sea cual sea, hay que respetar la decisión que tenga cada familia. En la mayoría de los casos se trata de una acción que es parte de la cultura a la que pertenecen los padres, por lo que en parte tiene mucho que ver con “ser parte de algo” y seguir con la tradición.

El respeto es necesario en este tema como en resto de las creencias relacionadas con la crianza. Al seguir las recomendaciones sobre poner pendientes al bebé que explicaremos más adelante, podrás cumplir con el proceso de una manera saludable y tranquila.

cuando poner pendientes

Cómo poner los pendientes a tu bebé

La Academia de Pediatras de Estados Unidos (AAP por sus siglas en inglés) entregaron su opinión respecto al momento más perfecto para comenzar a utilizar los pendientes para un bebé, y que seguramente te gustaría conocer dado que es una organización formada por expertos en edades tempranas. Sigue leyendo para conocer su opinión:

  1. Lo primero que hay que destacar es que no tienen una postura firme, es decir en ningún momento han rechazado las perforaciones o las han apoyado.
  2. Por su parte, sobre cuándo es el momento adecuado para realizar perforaciones en las orejas y poner los pendientes, los especialistas solo recomiendan esperar hasta que la niña tenga la edad suficiente para cuidarse la perforación sin ayuda.
  3. Por último, han advertido que las perforaciones son seguras siempre que se use la técnica correcta y el material esté esterilizado, por lo que solicitan a las personas que se aseguren 100% en cuanto a las condiciones de la práctica.

¿Qué pendientes se le ponen a un recién nacido?

La seguridad en los pendientes es clave, como se expuso más arriba. Por eso, lo mejor es elegir pendientes para bebés que sean muy pequeños, redondos y lo más planos posible.

También, el diseño de los pendientes debe incluir una tuerca que cubre toda la parte posterior del pendiente. Por último, debe estar redondeado con una pequeña punta al final para evitar accidentes.

Considera que el lóbulo inferior de la oreja es el lugar ideal para colocar los pendientes a los bebés. Otros sitios de la oreja no son aconsejados por expertos en pediatría. En el lóbulo inferior es más fácil y menos doloroso porque en esta zona no hay hueso, por lo que no elijas otra región de la orejita de tu pequeña.

Cuidados posteriores y pasos para limpiar los pendientes recién nacida

Al igual que con los piercings de oreja para adultos, y cualquier tipo de modificación corporal, la forma en que maneje el cuidado posterior afectará la curación de los orificios de tu bebé, así podrás poner pendientes bebé sin problema.

Sigue estos pasos para limpiar de manera correcta los pendientes recién nacida:

  1. Lávate las manos para hacer cualquier manipulación.
  2. Toma un algodón que esté limpio y aplica una pomada antibiótica en el sitio de la perforación, esto lo debes hacer dos veces al día.
  3. También, gira el pendiente dos veces al día.
  4. No cambies el pendiente durante las primeras 4 a 6 semanas.
  5. Intenta que los orificios no tengan contacto con otros materiales durante el día, evita colocar gorros o sombreros innecesarios, al menos por los primeros días.
  6. Siempre ten en cuenta que un cuidado posterior bueno y constante puede ayudarte a prevenir infecciones.
  7. Si notas algo extraño en los orificios, contacta a tu médico o la persona que realizó la perforación para que te ayude

como poner pendientes bebé

Riesgos de poner pendientes a un bebé

¿Qué riesgos están relacionados con pendientes recién nacida? Hay algunos riesgos a considerar antes de llevar a tu bebé a perforar sus orejas y usar los pendientes, estos son:

  • Infección, ya sea por la técnica utilizada o por una posible contaminación de los materiales que se utilizaron.
  • También, es posible que exista una infección por la curación posterior. Si el orificio no se limpia bien o se toca con las manos sucias es muy alta la posibilidad de infección.
  • Desarrollo de queloides que es el tejido cicatricial excesivo, lo que dejaría una marca a la bebé. Si tienes antecedentes familiares de queloides, lo más recomendable es evitar poner pendientes al bebé.
  • Posible reacción alérgica al metal aunque pocas veces ocurre esto en la perforación de orejas cuando todavía se es bebé.
  • En algunos caso, a la hora de poner los pendientes a un bebé, pueden sufrir un pequeño shock, e incluso «quedarse privados», es decir estar unos segundos sin reaccionar e incluso sin respirar. Esta reacción es común en los bebés, sobre todo cuando sufren una experiencia dolorosa.

Puede interesarte 10 consejos para calmar a un bebé que llora mucho.

Pendientes bebe: Signos de infección

En cualquier tipo de modificación corporal, siempre existe el riesgo de infección y por eso es tan importante seguir las pautas de cuidados posteriores.

Lo primero a destacar es que la mayoría de los recien nacidos que se perforan las orejas pasan por el proceso de curación sin molestias. Dicho esto, ¿Cómo se si hay una infección? Si existe:

  • enrojecimiento
  • hinchazón
  • Dolor al tacto
  • Una temperatura superior a 100.4 ° F o 38 ° C advierten de una posible infección.

Si tu bebé tiene alguno de estos signos de infección, usa una solución salina simple para limpiar el orificio. Evite frotar alcohol o peróxido de hidrógeno en la piel. Ten en cuenta que si la perforación no gira, también es un signo de infección. Por último, debes llamar al pediatra.

Consejos a la hora de poner pendientes a un bebé

¿Dónde debería perforar las orejas de su bebé? Resulta que ya decidiste que era una buena idea adornar la carita de la pequeña con unos bonitos pendientes. Entonces restará cumplir con el procedimiento de la forma más sana y menos dolorosa para la consentida de casa.

Por eso, si vas a poner pendientes bebe, debes asegurarte de cumplir con algunas recomendaciones, que son:

  • Aunque pueda parecer una rutina, lo mejor es informar al médico con anticipación que planeas perforarle las orejas y pregúntale qué tipo de complicaciones pueden surgir. Una vez realizados, al llevar al bebé a una consulta, recuérdale al especialista la situación, aprovecha para que revise el estado de las perforaciones.
  • Aunque la perforación es muy rápida, sigue siendo dolorosa porque se realiza sin anestesia. Si deseas evitarle al recién nacido la molestia, pregunta si se puede aplicar un poco de anestesia tópica en el lóbulo antes de la perforación.
  • Que el proveedor utilice equipos esterilizados y la técnica correcta es una obligación, por eso no te de pena realizar algunas consultas antes de la práctica, todo sea por el bienestar de tu pequeña.
  • Para los bebés, debe usarse una aguja en lugar de una pistola perforadora, la última es más usual verla en tiendas de tatuadores o joyería para adultos.
  • Se debe insertar un pendiente de oro para ayudar a reducir el riesgo de infección y la reacción de la piel al metal.
  • Una vez hecho el orificio, tiene que cumplir con todas las medidas de cuidado que explicaremos más abajo.
  • También, evita los aretes colgantes, ya que podrían engancharse en algo y aumentar el riesgo de que se rompa el lóbulo de la oreja del bebé. Lo mejor es usar aretes de rosca ya que no se caen y no representen un riesgo de asfixia.
  • Lo mejor que puedes hacer es pedirle a un médico, una enfermera o un técnico experimentado que realice la perforación. En farmacias y algunos centros médicos esto es posible.
  • Los proveedores de atención médica que perforan las orejas de los bebés casi siempre usan aretes de perforación que están esterilizados y hechos de acero quirúrgico hipoalergénico. Son productos diseñados para este propósito, por lo que es posible que no puedas ponerle los pendientes que compraste de inmediato, sino después de unos días.

Deja un comentario